En King’s College seguimos el “Early Years Foundation Stage”, ciclo de los primeros años académicos en el sistema británico (conocido por sus siglas EYFS) . El marco EYFS describe cómo las guarderías y los colegios deben trabajar con los niños y sus familias para apoyar su desarrollo y aprendizaje. El EYFS tiene siete áreas de aprendizaje, cuatro áreas principales generales y tres áreas específicas.

Nosotros nos centramos principalmente en las cuatro áreas principales: Desarrollo Personal, Social y Emocional, Desarrollo Físico, Comunicación y Lenguaje y Integración Sensorial y Procesamiento

El bienestar emocional durante los primeros años de vida tiene un poderoso impacto en las relaciones sociales. Los niños que son emocionalmente saludables están en mejores condiciones para establecer y mantener relaciones positivas con los adultos y con sus compañeros. El desarrollo socioemocional es esencial para la sensación de bienestar de los niños. Sus primeras relaciones ayudan a determinar quiénes son, en quién se convierten y su comprensión del mundo

Tummy time (tiempo de barriga boca abajo) – Este juego ayuda a los bebés a desarrollar habilidades motrices a medida que mejoran la fuerza de su cuello, espalda y brazos desde esta posición. Las sesiones cortas pero frecuentes de “tiempo boca abajo”, eventualmente ayudarán a que los bebés puedan gatear. Durante el tiempo boca abajo, un bebé puede aprender a patear las piernas y agitar los brazos. Incluso pueden llegar a hacer flexiones cuando son lo suficientemente fuertes. Eventualmente, aprenderán a rodar sobre su espalda.

Habilidades Motrices – Adquirir habilidades motrices es solo una parte del desarrollo de los niños. Dominar las habilidades motrices finas y gruesas es importante para el crecimiento y la independencia de los niños. Tener un buen control ayuda a los niños a explorar el mundo que los rodea y también ayuda a su desarrollo cognitivo. Las habilidades motrices también tienen un impacto en la salud del niño y en las habilidades de autocuidado.

Varios estudios demuestran que hablar con los bebés desde su nacimiento desarrolla sus habilidades de lenguaje y comunicación. Actividades como leer, cantar canciones y rimar, son buenas para perfeccionar sus habilidades lingüísticas.

Los cambios de pañales y las comidas se consideran otro momento importante del día para desarrollar estas habilidades, el personal se toma el tiempo para hablar y escuchar a los bebés a medida que estos desarrollan los rudimentos del habla, ayudándolos y animándolos en sus primeros pasos hacia la adquisición del lenguaje.

El juego sensorial incluye cualquier actividad que estimule los sentidos de los niños: tacto, olfato, gusto, vista, oído e incluso movimiento y equilibrio.

Las actividades sensoriales facilitan la exploración y, naturalmente, alientan a los niños a utilizar procesos científicos mientras investigan y exploran. Las actividades sensoriales permiten a los niños absorber información sensorial diferente, ayudando a su cerebro a crear conexiones más fuertes para procesar y responder a la información sensorial.

Estas son 5 razones por las cuales el juego sensorial es importante para bebés y niños pequeños:

  • Estudios muestran que el juego sensorial construye conexiones nerviosas en las vías del cerebro, lo que conduce a que los niños puedan completar tareas de aprendizaje más complejas cuando se hacen mayores.
  • El juego sensorial apoya muchas áreas del desarrollo, incluyendo el desarrollo del lenguaje, el crecimiento cognitivo, las habilidades motrices finas y gruesas, las habilidades para resolver problemas y la interacción social.
  • El juego sensorial ayuda a desarrollar y mejorar la memoria.
  • El juego sensorial es ideal para calmar a un niño ansioso o frustrado.
  • Ayuda a los niños a aprender atributos sensoriales.